lunes, 14 de noviembre de 2022

remolinos bicolor de nueces pecan

Comenzamos la cuenta regresiva, esa época del año donde pinterest, google y youtube no paran de darnos ideas maravillosas para compartir y hornear.
La casa se llena de aromas y utensilios sucios por doquier. Pero eso no nos impide batir manteca y azúcar hasta el cansancio.

remolinos de nueces pecan y cacao


En este blog, a lo largo de los años, he publicado infinidad de recetas festivas. Algunas específicamente en esta época, otras que son fácilmente adaptables como postre o masita navideña.
Hoy les traigo esta propuesta, que obviamente es válida en cualquier otro momento del año, pero nada grita más navidad que nueces y frutos secos. Así que les comparto estos deliciosos polvorones para que se luzcan en el brindis.

Que nueces usar

Para esta receta es válida cualquier nuez. A mí particularmente me gustan mucho las nueces pecan en las masitas, le dan un sabor único. Pero lo que tengan a mano va a estar bien. El truco es molerlas casi hasta harina, para que sea más sencillo armar los polvorones bicolor.

masitas de nueces navideñas

Ideales para hacer anticipadamente y regalar

Cuando hacemos este tipo de masitas secas, siempre se pueden guardar un par de semanas en latas o recipientes bien herméticos, o varios meses la masa cruda en el freezer.
Al momento de armarlas, solo hay que bajarlas a la heladera y esperar que tomen consistencia maleable.
Por eso este tipo de recetas es ideal para pensar anticipadamente y tener como alternativa no solo para compartir a la hora dulce, si no para armar bolsitas o cajitas y regalar a nuestros invitados. Un regalo delicioso e ideal para el desayuno del 25.

remolinos bicolor

Ingredientes básicos, como cualquier rica galletita

Estas masitas llevan unos pocos ingredientes, y la fruta seca elegida.
Por eso, es fundamental que estos pocos ingredientes sean de calidad. Sobre todo la manteca, que es el ingrediente principal de nuestros polvorones. Las nueces tostadas unos minutos antes de moler también cambian el sabor, haciéndolas mucho más deliciosas.

 

Otras galletitas festivas:

miércoles, 9 de noviembre de 2022

carmelitas | avena, dulce de leche, chocolate y nueces

Hace un tiempo empecé editar viejos post, principalmente para mejorar las fotos.
Pero luego me di cuenta que editar los textos no era tan buena idea. Las recetas y las historias que cuento en cada post, son recuerdos de momentos y sabores.
Entonces decidí empezar a actualizar los post, conservando, chiquito y amontonado, el original. Para no perder esos recuerdos.
Acá va el primero, de esta deliciosa e ideal receta para compartir o regalar en las Fiestas.

dulce de leche, avena, chocolate y nueces, todo en un mismo bocado


Se llaman carmelitas, pero le podemos llamar cuadrados con "de todo".
Tienen avena, chocolate, nueces y dulce de leche. Creo que no les falta nada!
Son fáciles de cortar en cuadraditos y rinden un montón. También, en un lindo paquetito de papel de seda, es un buen regalo para el arbolito. Me encanta hacer (o a veces comprar) regalos comestibles. Mucho más lindo que un par de medias.

deliciosos cuadrados carmelita


De paso, les cuento que esta receta es una de las 20 recetas que va a formar parte de mi nuevo ebook, a diferencia del anterior, esta vez son postres para una multitud.
Todas las preparaciones se hornear en un mismo molde de 20x30.
Son tortas y postres fácil de transportar y dividir en un montón de pociones. Justo para disfrutar en esta fin de año.
Pronto lanzo la preventa, y antes de Navidad les llega a su casilla de email. 

carmelitas, cuadrados de dulce de leche, avena, chocolate y nueces


Si no quieren perderse las novedades y avances, pueden suscribirse al blog y seguir mis historias de instagram.
Acá abajo queda el post original, y la receta para que prueben esta delicia.


Posteo original del 12 de diciembre de 2012

Finalmente llegó, ¡la época del año del verdadero intercambio de galletitas! Ilusionadísimas, con Kelly intentamos buscar la fecha menos complicada de diciembre, pero... ¿existe tal cosa? ¡Diciembre es un mes imposible!

Pasa demasiado rápido para todas las cosas que queremos hacer, toda la gente que queremos ver, todos los trámites pendientes del año, la compra de los regalos... todos los años saco la misma conclusión: hay que empezar a cerrar el año en noviembre. Pero en noviembre, ¿quien se acuerda?
Y así llega diciembre, con calor y 3 millones de cosas pendientes.
La edición navideña del Buenos Aires Cookie Club fue bien de diciembre: todas dijimos que sí, pero en el camino fueron quedando varias confirmadas...

Éramos tantas, que necesitábamos un espacio importante, entonces elegimos la modalidad picnic, una linda tarde de domingo, bajo la sombra de un árbol, comiendo galletitas hasta reventar. Hasta se nos había ocurrido fusionar el cookie swap con el cookie club.
Finalmente, fuimos 5 las que nos congregamos en las coordenadas pautadas: a las 3 de la tarde en la plaza enfrente al MNBA. La verdadera Plaza Francia.
Éramos pocas, pero teníamos galletitas para intercambiar entre 20! Así que felices de la vida nos llevamos montones de galletitas... obviamente a ninguna nos va a durar hasta Navidad, pero si para las meriendas previas.
Así, en nuestro botín nos llevamos: chocolate chip cookies de Taylor, spekulatius de María José, galletitas de jengibre de Itsaso, bocaditos del famoso pecan pie de Kelly, y mis carmelitas: unos cuadraditos que apenas los vi dije: ¡ideales para el cookie club!


jueves, 27 de octubre de 2022

Marroc casero | el chocolate clásico hecho en casa

Como tantas cosas desde que empecé este blog, me había propuesto hacer una serie de golosinas caseras. Si me leen (mejor dicho, siguen leyendo), sabrán que esos proyectos mentales nunca llegan a su fin, vaya una a saber porqué.

Delicioso marroc casero

Por su puesto, para tener la idea de la serie, siempre empecé por alguna (o algunas) recetas. Así es el caso del marroc casero, que hice para regalar en Navidad.

Pero no hay que esperar hasta entonces, es ideal para una actividad de fin de semana, para tener a mano si festejan Halloween, o simplemente porque son riquísimos y son ideales para compartir.

Sólo 2 ingredientes

Lo maravilloso de esta receta es que se puede ajustar a ojo, tanto a cantidad de ingredientes disponibles, como a gusto del consumidor. Son básicamente 2 ingredientes y un poco de frío. No me digan que no es la receta ideal para la época festiva y llenar el arbolito de regalos para todos!

la clásica golosina marroc hecha en casa

Los 2 ingredientes son: chocolate (blanco y negro, podríamos decir que un tercer ingrediente?) y mantequilla de maní. Son ingredientes que no se pueden obviar, pero se pueden ajustar un poco sus proporciones. Por eso si googlean recetas de marroc casero van a ver distintas cantidades de cada una.

Receta simplificada y con pocos utensilios

La receta es principalmente 3 tabletas de chocolate: 2 negras y 1 blanca. Pueden ser de chocolate con leche o la típica tableta rosa. A veces consigo tabletas de 100 gramos, otras de 150. Por lo tanto la mantequilla de maní, el segundo ingrediente de esta receta, la mido en cucharadas "copetudas" o al "ras", lo que evita andar pesando un poco de pasta.

También la empiezo al revés que el resto: el primer chocolate que derrito es el blanco. Así me ahorro de lavar o ensuciar espátula, batidor y bowl de más.

Los chocolates se derriten y colocan sobre una budinera con papel film, el que simplifica dar "vuelta" el chocolate blanco para que quede en el centro.

chocolate marroc casero

El molde en cuestión tienen que andar alrededor de los 20x10 cm. Un poco más grande, y los marroc serán más finitos, un poco más chico y serán más altos. No hay bien o mal en esta decisión, sólo usen lo que tengan en casa o en virtud de sus preferencias.

No hay mucho más que decir respecto a esta sencilla receta. Sólo les recomiendo que la hagan, compartan y disfruten.

Otras golosinas caseras ideales para regalar:
Fudge de chocolate y bourbon
Trufas de chocolate y sal
Vauquitas caseras
Chocotejas
Praliné de pecan y sésamo

miércoles, 18 de mayo de 2022

alfajores santafesinos | en el top 5 de alfajores

En Argentina hay alfajores por todos lados, y en miles de versiones. Es la golosina más consumida, un clásico regalo de viaje, una delicia que disfrutamos en cualquier momento.

alfajores santafesinos caseros

Alfajores por doquier

Y si de variedades hablamos, la lista es interminable. Tenemos los marplatenses, clásicos de kiosco, en sus dos versiones blanco y negro, y con infinidad de pequeñas diferencias según la marca; otro número uno en los kioscos son los de mousse, con galletitas más duras y un relleno super chocolatoso; tenemos los de la panadería, los clásicos de maicena para reuniones o cumpleaños; tenemos los de las diferentes provincias, con masa y relleno según la localidad; últimamente más difundidos los de las dietéticas, supuestamente más "sanos", con harinas integrales, de algarroba, dulces light, dulce de leche de soja...

los mejores alfajores santafesinos caseros

El clásico de Santa Fe, entre mi top 5

Un clásico entre los provinciales son los santafesinos, un majar en tres capas de fina masa, mucho dulce de leche, y un baño azucarado... si una caja de esta delicia llega a mis manos, más vale que me la dejen lejos, porque no puede parar de comerlos... me encantan!
Y como no son tan comunes en Buenos Aires, y no siempre hay alguien que viaje a Santa Fe y se aparezca con esta maravilla, decidí hacerlos caseros; aunque son un poco laboriosos, vale la pena cada segundo invertido.

la mejor receta de alfajores santafesinos

Como hacerlo en casa sin morir en el intento

Luego de investigar varias recetas, y combinar los puntos fuertes de cada una, llegué a esta que les comparto. Salen los mejores alfajores santafesinos que probé. Idénticos al recuerdo en mi paladar.
Con un poco de paciencia, se logra esta delicia. No es difícil, sólo tiene un par de trucos y paciencia para lograrlos y tener una docena de los más ricos y azucarados alfajores santafesinos en casa para compartir! 

Entrada publicada originalmente el 13 de julio de 2012. La receta está actualizada y mejorada, al igual que las fotos.

 

Otros alfajores en el blog
Alfajores de maicena

lunes, 18 de abril de 2022

brownies one bowl | mi receta básica sin complicaciones

Cada vez que pienso en mis años de blogger, caigo en cuenta que nunca publiqué mi receta de brownie de toda la vida. Esa que hago cotidianamente, que descubrí mucho antes de ser pastelera 2.0 (se sigue diciendo así?) en una revista, y fui amoldando a mis gustos, horno, tiempos, hasta dar con la receta que hago desde entonces.

brownies one bowl

Tips para que este brownie salga sí o sí

Es verdad que en este blog hay otras recetas de brownie, y varias referencias a "mi brownie", pero siempre termino (cuando termino!) publicando otro brownie, uno que probé por azar o por habérmelo cruzado aquí o allá, pero siempre me queda mi receta de cabecera pendiente.
Así que hoy, inaugurando la sección "tengo que publicar más 2022", va mi brownie de toda la vida, el que siempre tengo en freezer, el que hago de memoria, el que adapto según necesidad.
Es una receta super sencilla, que no requiere batido a blanco de los huevos y el azúcar. Este paso extra es lo que nos asegura la capa brillante y craquelada del brownie, eso es verdad. Pero en el caso de esta receta, si se disuelve muy bien el azúcar y no se bate de más la harina, el resultado es casi perfecto (en cuanto a capita craquelada!).

brownies de chocolate

Como en cualquier receta de brownie, más allá de la capa superior, la clave fundamental es NO HORNEARLO DE MÁS. Es una de las cosas fundamentales en un brownie para que sea tal y no un budín chato. Hornear un brownie es todo lo contrario a lo que sabemos casi de memoria: pinchar con un palillo y que salga limpio y seco. El palillo del brownie tiene que salir con migas pegadas; tampoco exagerar y que salga todo el palillo embadurnado de mezcla, pero tiene que estar con migas. Una vez que le tomamos la mano al horno de casa, es punto es prácticamente infalible.

brownies húmedos

Controlar el horno, el paso fundamental

La mayoría de las recetas de brownie que lean por ahí dicen en promedio 30 minutos de horno. En mi experiencia, ese tiempo es demasiado. Hay que empezar a pispear a los 15, y generalmente antes de los 25 ya está listo. Pero cada horno es un mundo, así que vayan probando a partir de los 15, de a 5 (o inclusive menos) minutos. Es el único paso "complicado" que puede tener un brownie. Todo lo demás, facilísimo! Y más si es one bowl!
Y ahora, después de 13 años de estar sentada frente al monitor, les comparto mi brownie estrella, siempre dejado de lado por mí, buscando cosas más originales que publicar...