viernes, 24 de febrero de 2017

galletitas de manteca divertidas | cumpleaños pintamanos

La resolución repetida de año nuevo de postear más seguido duró mes y medio. Tenía cronograma hasta fin de marzo, pero esta semana no lo cumplí.


Pero, con el último rayo de sol de la semana hábil, posteo por lo menos una de las tres recetas que tenía pautadas (pautada la fecha, sin receta!).
Sobrina #lachiquita cumplió 2. Y está fascinada con unos videos de gente que se pinta las manos y los dedos con temperas de colores, para enseñarlos a los chiquitos.


Así, con ayuda de la hermana #lagrande, pensamos su cumple basado en pintamanos, como le llama ella.
La torta y las galletitas. Y las galletitas quedaron tan lindas!
Es la misma receta que hago siempre, con colorante en la masa, y con un cortante de manitos, que por suerte tenía!


Y caen justo para el fin de semana de carnaval: alegría multicolor! Me hace acordar a los colores del mardi gras de New Orleans, o los trajes llenos de lentejuelas coloridas de las murgas...

jueves, 16 de febrero de 2017

helado de chocotorta

Durante mucho tiempo tuve una "máxima": hacer helado en verano, amasar (pasta y pan) en invierno.
Y se fue transformando más bien en una cruzada: lograrlo a como de lugar.


Costó, pero este año arranqué con la masa madre y no la abandone hasta que llegó el calor...
Y entonces intenté hacer lo mismo con el helado. Por ahora, para ser el primer verano que cumplí con mi cruzada, voy bastante bien.


Encontré una receta base del genio de David Lebovitz, de quién es este maravilloso helado de vainilla, y la fui adaptando para hacer helado de chocotorta.


Quedó buenísimo! Parece una chocotorta recién salida del freezer, con un poco menos chocolinas y más crema. Un manjar!
Ah! Y perdón por las fotos... que difícil es sacarle fotos al heladooooooo. Tanto, o más, que hacerlo!

martes, 14 de febrero de 2017

torta de chocolate amargo con crema de café | sin tacc

Estamos de acuerdo en que nunca son suficientes las tortas de chocolate, no?
Espero que sí, porque acá va otra!


La típica torta de chocolate si harina, con la simpleza y fragilidad que la caracteriza.
Simple de preparar y comer, frágil para desmoldar y manipular... Pero siempre rica y bienvenida!
Hablando de simple, así se llama el libro de este mes del #rainydaybitescookbookclub.

Foto de la futura fotógrafa de la familia

Deb eligió Simple, de Diana Henry, una conocida chef británica. Este libro se propone publicar una receta por página, con una hermosa y tentadora foto, con ingredientes simples y a mano, que no requieran grandes habilidades ni técnicas, pero que estén llenos de sabor y aromas reconfortantes, como la buena comida casera.


Y esta torta de chocolate amargo sin harina no se queda atrás. Ideal para servir como postre, o una tarde lluviosa.

Les dije que además de asistente en la cocina, ahora tengo una futura fotógrafa? #tiasobrina

La receta va con crema al café, pero también puede ser con una simple crema batida, helado, sola, o como se les ocurra! Super versátil y deliciosa!


Torta de chocolate sin harina y crema de café

Ingredientes:
Para la torta:
160 gramos de manteca
320 gramos de chocolate amargo (o semi amargo si prefieren, mínimo 70%)
145 gramos de azúcar
5 huevos
40 gramos de almendras molidas (harina de almendras)

Para la crema de café:
300 ml de crema de leche
1/2 cucharada de café instantáneo, disuelto en 1/2 cucharada de agua hirviendo
2 cucharadas de whiskey
3 cucharadas de azúcar impalpable

Procedimiento:
Para la torta:
1. Precalentar el horno a medio (180° C). Enmantecar un molde desmontable de 20 cm. Es muy importante que el molde sea desmontable, porque si no sería muy difícil desmoldar sin que la torta se rompa. Los únicos moldes desmontables que tengo son de 24 cm, y la torta salió perfecta!
2. Colocar la manteca, el chocolate en trozos y el azúcar a baño María. Retirar, mezclar, y dejar bajar un poco la temperatura de la mezcla.
3. Separar los huevos y agregar las yemas, de a una a la vez, a la mezcla de chocolate. Integrar.
4. Batir las claras a punto nieve.
5. Con movimientos envolventes, agregar la harina de almendras y 1/3 de claras batidas a la preparación de chocolate. Mezclar bien.
6. Agregar las claras restantes con un par de movimientos grandes, intentando que el batido se baje lo menos posible.
7. Colocar en el molde y hornear aproximadamente 25/30 minutos. La superficie debe estar firme, y al pincharla, apenas húmeda.
8. Enfriar en rejilla. Retirar el aro con mucho cuidado, y cuando esté bien fría, la base.

Para la crema de café:
1. Montar la crema a 1/2 punto. Agregar la pasta de café y el whiskey, mientras se continúa batiendo. Agregar el azúcar impalpable para una batida final.
2. Servir cada porción de torta con un copete de crema.

jueves, 9 de febrero de 2017

cookie corazón gigante | #cookiesandkindness san valentín

Febrero. 2017. 😲
Ya es hora de pensar el menú de año nuevo, otra vez... o casi...
Pasó rápido el comienzo del año nuevo. Tan rápido que ya estamos en el segundo #cookiesandkindness del año!

Esta vez no sólo tuve ayuda en la cocina, sino que ahora mi mini asistente también es fotógrafa! 😍

Y ya que se trata de hornear y compartir, que mejor que esta galletita de chocolate gigante! Un corazón, del que todos comemos un pedacito. 
O también, para regalar en San Valentín!


En casa lo compartimos de merienda y varios postres, además de algunos corazoncitos individuales para el desayuno.
Como todas las recetas que Dorie Greenspan compartió hasta ahora, esta sale tal cual las instrucciones.


No es una masa de las más fáciles de trabajar, pero como solo requiere dos estiradas (y una más para los recortes), no presenta mayores complicaciones!


Creo que esta idea de la galleta gigante es ideal para el movimiento de endulzar al mundo, porque no queda otra que compartirla! Ah! Y cualquiera puede participar y endulzarle el día a vecinos, familia, amigos, compañeros de trabajo... Sólo hay que estar atentos al sitio de Dorie, donde todos los meses comparte la receta! (Pilar! Te estoy esperando! 😄)

martes, 7 de febrero de 2017

budín de limón con masa madre

Ya se, ya se... otra vez budín de limón... Es que el limón es casi como el chocolate... Si hay, hay que hacer budín. Y si en la heladera hay 4 frascos de masa madre, hay que hacer más que panes!


La receta de este budín es la misma que el budín con makeover navideño, pero de limón.
Me resultó una masa super versátil, a la que también se le podrían agregar frutos rojos (la receta original era de limón y frutos rojos), chips de chocolate, algún otro cítrico o extracto.


Distintas coberturas, distintas formas y decoraciones, y una receta para tener a mano si queremos darle un buen uso a la masa madre.
El dejo ácido de la masa madre se pierde con el azúcar, pero lo que no se pierde es una masa mucho más duradera, sin conservantes, sin levaduras químicas, y, como todo lo fermentado (lo leí por ahí), mucho más fácil de digerir.


No es un budín para sacar de la galera un domingo cualquiera, ya que requiere que la masa madre esté activa. Pero si la alimentas los viernes, separa para esta receta, y el fin de semana a disfrutar!