miércoles, 5 de noviembre de 2014

una torta diferente | limón y tomillo

Como ya es costumbre, cada vez que me cruzo con limones de verdad van a parar al horno... similar al asado: "todo bicho que camina va a parar al asador".


En este caso sería "todo limón que cae del a árbol va a parar a la tortera".


Esta vez cayeron muuuuuchos limones: hubo limonada, masitas y esta torta intrigante. Desde que tengo el blog, probé varias veces agregarle un toque distinto a alguna preparación.


Combinaciones "exóticas" (aunque cada vez más populares): albahaca y limón, romero y lavanda, polenta y naranja, oliva y cítricos, chocolate y sal...


Entonces esta torta me estaba dando vueltas, esperando encontrar "los" limones para hacerla.
Si el limón no tiene suficiente gusto a limón, no se generaría el contraste que supuestamente esperamos de esta mezcla. Así que, con los limones ya en casa, me puse manos a la masa.


La torta es muy húmeda y rendidora. Por lo que la hice un poco más chica y algunos budincitos sin el tomillo, para que haya para todos los gustos... Además, ya teníamos torta de chocolate, masitas, trufas y otras delicias para el té.




Torta de limón y tomillo

Ingredientes:
2 tazas de harina 0000
1 cucharadita de polvo de hornear
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/4 cucharadita de sal
1 1/2 tazas de azúcar
100 gramos de manteca derretida
2 huevos ligeramente batidos
1 taza de leche
4 cucharadas de jugo de limón
Ralladura de 1 limón
1 cucharada de tomillo fresco picado

Procedimiento:
1. Precalentar el horno a medio (180° C). Cubrir con papel manteca un molde de aproximadamente 24 cm y enmantecar.
2. Mezclar los secos.
3. En otro bol, mezclar el azúcar, la manteca (ya fría) y los huevos. Batir hasta integrar.
4. Agregar la mezcla de harina hasta integrar y quede una masa espesa.
5. Incorporar los líquidos y mezclar.
6. Con la mezcla homogénea, agregar la ralladura y el tomillo (yo agregué solo la ralladura, separé una parte de la masa y no lo incorporé el tomillo a todo).
7. Colocar la preparación en el molde, y cocinar aproximadamente 35 minutos, hasta que pinchando el centro con un cuchillo, este salga limpio. Dejar enfriar y reservar.

Cobertura
Ingredientes:
50 gramos de manteca a temperatura ambiente
1 1/4 tazas de azúcar impalpable
1/2 cucharadita de jugo de limón
Ralladura de 1 limón

Procedimiento:
Batir la manteca con el azúcar impalpable, hasta lograr una crema homogénea. Agregar el resto de los ingredientes y mezclar bien. Batir hasta que quede una crema suave.

Con la torta fría, cubrirla con la crema, y decorar a gusto con limón y tomillo.

6 comentarios:

  1. ame lo de "limones de verdad"!!! :)
    que pinta, me encantó! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los limones de verdad son esa reereza q generalmente alguien te convida... y siempre hay q aprovecharlos, porq son tanto mas ricos!

      Eliminar
  2. Me encantan las tortas con limón verdadero. Los de verdulería no tienen nada que ver. Se podría decir que son más "sutiles" (digo, los de verdulería) pero esa palabra -aplicada a un limón de verdulería- es una extravagancia absoluta. ;)
    No sé si me animo al tomillo, pero con qué gusto la probaría. Cariños, Ju.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Sil, los limones verdaderos son una maravilla, no? Yo pense q no me animaba... pero vale la pena cerrar los ojos y hacer el intento! ;)

      Eliminar
  3. Me tienta mucho! ¿Qué tanto se percibe el tomillo en la torta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no me atrevía del todo, con la cucharada tímida q le puse, me quedé corta... y el limón estaba tan rico q predominó mucho... la próxima creo q me juego un poco más... proba de hacer minis, con distintas graduaciones de tomillo, a ver cual te va mejor, total se agrega al final...

      Eliminar