lunes, 27 de marzo de 2017

tarta de vainilla, tomillo y granada

Si, leyeron bien. Esta tarta dulce lleva tomillo. No sería la primera vez que agrego tomillo o similar a una preparación dulce, como en estas galletitas o en esta torta.
Es una combinación muy interesante, y siempre aporta algo inesperado.


Además, cada vez soy más fan del tomillo. Tomates confitados y pollo llevan tomillo, del que haya a mano, fresco o seco, pero siempre tomillo 💜.


Esta receta fue la elegida para el #rainydaybitescookcookclub como primer receta para compartir en marzo. El libro elegido por Deb para el mes fue Home Baked, de Yvette van Boven.
Una tarta hermosa y riquísima. La base es super suave, con un poco de harina de almendras.


El relleno, una deliciosa crema de vainilla y tomillo, suavizada con una generosa cantidad de queso crema. La coronan muchas frutillas en cuartos.


La llegada del otoño se notó en la primera quincena de marzo: de haber frutillas a montonesy a un precio excelente en todas las verdulerías, el día que me decidí a prepararla habían desaparecido ( o costaban una fortuna).


Pensé entonces en una fruta con un sabor bien diferente, y que combinara bien con el tomillo. Vi unas granadas hermosas, y se me ocurrió q su sabor dulce/ácido podía destacar mucho el tomillo. Y no me equivoqué. Descubrí una tarta excepcional.


Tarta de vainilla, tomillo y... frutas! (adaptada de Home Baked)

Ingredientes:
Para la base:
100 gramos de harina 0000
100 gramos de harina de almendras
100 gramos de manteca fría
Pizca de sal
25 gramos de azúcar impalpable ( o una cucharada de stevia)
Agua helada, cantidad necesaria

Para la crema de vainilla y tomillo:
200 ml de leche
1 chaucha de vainilla partida
4/5 ramas de tomillo fresco
2 yemas
30 gramos de azúcar impalpable (o 1 cucharada de stevia)
150 gramos de queso crema

Para cubrir:
1 granada
Ramitas de tomillo

Procedimiento:
Para la base:
1. Mezclar las harinas, sal y azúcar, y arenar con la manteca fría. Agregar agua helada de a gotitas, hasta formar un bollo liso.
2. Aplastar el bollo en forma de disco, y cubrir con film. Llevar a la heladera por lo menos 1 hora.
3. Precalentar el horno a medio (180° C). Enmantecar la base de una tartera desmontable de 22cm aprox.
4. Estirar la base fría en una superficie enharinada y colocar en la tartera, dejando un poco de masa de más en los bordes. Cubrir con papel manteca y peso, y hornear a blanco, alrededor de 15 minutos.
5. Retirar el papel y el peso y hornear 10 minutos más. Dejar reposar en la mesada mientras preparamos el relleno. No apagar el horno.

Para la crema de vainilla y tomillo:
1. Llevar la leche, tomillo y vainilla a punto de ebullición. Dejar reposar hasta que esté tibia y bien infusionada. (Esto lo hice mientras la base estaba en el horno, así la deje reposar un buen rato).
2. Colar la leche.
3. Batir las yemas y el azúcar hasta que espumen. Agregar la mitad de la leche tibia y mezclar.
4. Volcar la preparación de yemas en el resto de la leche y volver al fuego y cocinar, revolviendo siempre, hasta espesar.
5. Retirar del fuego y agregar el queso crema. Mezclar bien para deshacer todos los grumos del queso.
6. Colocar la preparación en la tarta, y llevar al horno por 5 minutos.
7. Retirar y dejar enfriar completamente.
8. Desmoldar, y decorar con las semillas de granada y hojitas de tomillo.

1 comentario:

  1. a mí lo que más me llama la atención es la granada, una fruta que nunca he probado... si reemplazaste la frutilla por la granada seguro que es deliciosa!

    ResponderEliminar