miércoles, 19 de octubre de 2016

biscottis para el desayuno | #cookiesandkindness

La última parte del año. Como siempre, pasa volando. Más cosas para hacer que las horas del día, los días de la semana, las semanas de los meses...


Y así, para este último empujón hasta fin de año, tengo posteos en bandeja! La felicidad absoluta!
Esta semana, es el turno de #cookiesandkidness de octubre.


La receta que compartió Dorie fue breakfast biscottis, o biscottis para el desayuno: tienen avena, granola, frutas secas! De todo! Y es una buena manera de camuflar esas cosas y que las coman los chiquitos!


En casa, fueron furor entre las menores-no-comedores-de-esas-cosas. Y bueno, obviamente que entre los grandes también.


Como el mes pasado, la idea de hacer el mundo más dulce es: hornear, compartir, publicar y hashtaguear!


Y otra vez, la receta no podría ser mejor: salen muchísimos biscottis! Pero muchos muchos muchos! Así que no hay manera de no compartirlos y endulzar por todos lados.


Biscottis para el desayuno de Dorie's Cookies

Ingredientes:
2 tazas de harina 0000
1 cucharadita de polvo para hornear
1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio
100 gramos de manteca a temperatura ambiente
3/4 taza de azúcar
Pizca de sal
Ralladura de 1 naranja o mandarina (yo le puse mezcla)
2 huevos
1/3 taza de avena tradicional (la hojuela grande, no de cocción instantánea)
1 taza de granola (si tiene fruta seca muy grande, retirarla o picarla)
1/4 taza de almendras picadas
1/4 taza de ciruelas pasa o pasa de uva picada (yo use chips de chocolate, creo que por eso fueron furor)

Procedimiento:
1. Precalentar el horno a medio (180° C). Preparar una placa con silpat o papel manteca.
2. Mezclar harina, polvo de hornear y bicarbonato y reservar.
3. Batir la manteca, azúcar, sal y ralladura hasta que esté bien cremosa. Agregar los huevos de a uno, incorporando bien luego de cada adición.
4. Agregar la avena y mezclar bien. Agregar los secos reservados e integrar.
5. Por último, agregar la granola y los frutos e incorporar todo.
6. Dividir la masa en dos, y colocar cada parte en un extremo de la placa, formando un ladrillo largo, angosto y alto. La masa se expande muchísimo, así que si quieren biscottis cortos, haer los ladrillos bien altos (unos 4 cm!). No busquen perfección, quedan dos bloques rústicos. Lo más importante es que los bloques queden bien separados entre sí.
7. Hornear por 25/30 minutos, girando la placa en la mitad de la cocción, hasta que estén apenas dorados y parezcan budín.
8. Retirar los bloques con el papel y dejar enfriar en rejilla hasta que sean manejables, unos 20 minutos. No apagar el horno, si no lo deberán volver a prender.
9. Colocar cada bloque con mucho cuidado (con ayuda de una espátula) en una tabla, y con un cuchillo con sierrita, cortar tajadas de aproximadamente 1,5 cm. Colocar cada tajada de vuelta en el papel y en la placa, acostadas, como tostadas.
10. Hornear 10 minutos más, dar vuelta las "tostadas" y hornear 10 minutos. Deben estar dorados y casi secos, ya que se siguen endureciendo cuando se enfrían.
11. Dejar enfriar en rejillas y enlatar. Duran un montón de tiempo si el frasco/lata está bien cerrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada