lunes, 13 de diciembre de 2010

diciembre de cumpleaños | parte 2

Sigue avanzando diciembre, y siguen pasando cumpleaños.
Esta vez, los 96 del abuelo! Y para homenajearlo decidí hacerle una torta que le gusta, sin chocolate y sin dulce de leche... no porque no le guste el chocolate! pero con 96 años ya sabe cuanto dulce puede comer, y una torta chocolatosa no está en su lista.


Aproveché para hacer la receta del último reto de Daring Bakers, la cual publico tarde ya que quería una torta fresca!


The 2010 November Daring Bakers’ challenge was hosted by Simona of briciole. She chose to challenge Daring Bakers’ to make pasta frolla for a crostata. She used her own experience as a source, as well as information from Pellegrino Artusi’s Science in the Kitchen and the Art of Eating Well.

Decidí hacer una pasta frola (o crostata, como dice la receta) de membrillo, pero en lugar de usar el pan de membrillo clásico, usé unos cascos de membrillo artesanales del Taller Protegido Chascomús «Dulces del Taller», que venden en Atalaya, en la Ruta 2.


La idea era que quedara algo para la merienda del abuelo, pero desapareció!


Pasta Frola

Ingredientes:
100 gramos de azúcar
230 gramos de harina 0000
1 pizca de sal
100 gramos de manteca fría en cubitos
esencia de vainilla
1 huevo y 1 yema ligeramente batidos

Procedimiento:
1. Mezclar azúcar, harina y sal.
2. Agregar la manteca fría y formar un arenado.
3. Hacer una corona y colocar en el centro los huevos y la esencia (reservar un restito del huevo en la heladera para luego pincelar la superficie de la tarta).
4. Integrar todo, sin tocar mucho la mezcla para no transmitirle calor.
5. Apenas amasar y formar un bollo. Cubrir con film y refrigerar por lo menos 1 hora.
6. Precalentar el horno a 180ºC. Enmantecar una tartera.
7. Estirar 3/4 partes de la masa y forrar la tartera. Pinchar la superficie y cocinar a blanco durante 10 minutos.
8. Cubrir con el relleno y cortar tiras de masa reservada, formar un enrejado sobre el relleno, pincelar con el huevo guardado y cocinar aproximadamente 25 minutos, hasta que se dore.


Relleno:
Hay varias opciones de relleno.
Las clásicas pasta frolas argentinas son de dulce de memembrillo o de dulce de batata, hasta también se puede hacer (yo la hago) de dulce de leche.
Tambien se puede poner un relleno a base de ricota o crema pastelera.
En este caso son 200 gramos de membrillos en almibar, con 3 cucharadas del almibar y 1 tapita de Nassau Royale (o ron), todo pisado y bien mezclado.

6 comentarios:

  1. es-pec-ta-cu-lar!!!
    no es una simple pasta frola, es una creación especial de su autora y realizadora

    ResponderEliminar
  2. Genial, te ha quedado genial. Me parece súper original la receta y riquísisma. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Juliana, que maravillosa entrada no solo por la receta sino por la bendición de disfrutar a tu abuelito. Me pareció genial todo y me he enamorado de esos cortantes de galletitas. Que lindos nunca los he visto por aquí!! Saludos y cariños por mil

    ResponderEliminar
  4. gracias miss cherry, la receta es muy fácil, y admite muchos rellenos, para todos los gustos!
    graciela, gracias! realmente me siento una persona afortunada por haber tenido a mis 4 abuelos (más 1 extra) hasta los 20 años... ahora tenemos a éste hasta los 100 mínimo!
    los cortantes los traje de afuera, y me encantan! hice otras galletitas con ellos q estoy por publicar!

    ResponderEliminar
  5. Your crostata looks very nice! I like the way you turned it into a birthday cake. And the filling you used sounds excellent.

    ResponderEliminar