miércoles, 18 de enero de 2017

happy wife happy life | torta de chocolate

Nunca son suficientes las tortas de chocolate probadas. Receta que se nos cruza, receta que "debemos" probar. O no?
Nunca nadie dijo (ni dirá): suficiente, ya comí todas las tortas de chocolate que puedo comer. Mentira, nunca es suficiente.


Por eso, cuando vi que la primera receta del nuevo #rainydaybitescookbookclub era torta de chocolate, no lo dude ni un minuto. Torta de chocolate? Cuenten conmigo!
Para el mes de enero, Deb seleccionó un libro que aparenta ser de lo más interesante: Small victories, de Julia Turshen.


Según Julia, sus pequeñas victorias en la cocina tienen que ver con tener recetas infalibles, que puedan ser fácilmente transformables, rápidamente adaptables, que te saquen de un apuro, constituyan una increíble comida, y que a través de ellas puedas ganarte el corazón, los sentidos y los recuerdos de quienes compartan tus preparaciones.


Y sus consejos, en forma de pequeñas victorias, vienen como prólogo de cada una de las más de 400 recetas que lo conforman. Dicen las críticas que es una joyita del 2016.


Por ahora, el libro no llegó a mis manos, y como siempre para estos retos, luego de un análisis minucioso del índice, googleo las recetas que me interesan. En el primer lugar de la lista, por supuesto que estaba esta torta de chocolate.


Pensando en cuando la iba a hacer, me cruce con un nuevo reto: cocinar el mismo día la misma receta y postearla en instragram, para compartir la experiencia a la distancia.
Por supuesto que todo me cerraba, así que me puse manos a la masa, y prepare esta magnífica torta, con una receta para guardar, aunque ya tengamos miles de recetas de tortas de chocolate archivadas!


Happy wife happy life, torta de chocolate

Ingredientes:
Para la torta
1 1/4 tazas de harina 0000
1 taza de azúcar
3/4 tazas de cacao amargo
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de polvo para hornear
1 pizca de sal
100 gramos de manteca derretida
2 huevos ligeramente batidos
1 taza de café fuerte (yo use agua)
1 taza de yogur natural (el pote de yogur trae menos de 1 taza, lo completé con leche)
1 cucharadita de extracto de vainilla

Para la cobertura
3/4 tazas de chocolate semiamargo picado
3/4 tazas de crema de leche (en realidad lleva crema agria, como acá no hay, use crema y complete la medida con una cucharada de queso crema)
1 cucharada de miel de maíz o kero (si tienen miel de maple mejor, que es lo que lleva la receta)

Para el relleno
1/2 taza de mermelada de frambuesas y/o frambuesas frescas... Lo cual reemplacé con 250 gramos de dulce de leche repostero

Procedimiento:
Para la torta
1. Precalentar el horno a medio (180° C). Cubrir con papel manteca la base de dos moldes de 20/22 cm. Generalmente estas tortas tan líquidas se cocinan en 2 o 3 moldes (o veces, si los moldes no alcanzan). Alguna que otra vez las intento hacer en una sólo, pero demora muchisímo tiempo, y los bordes quedan mucho más secos que el interior...
2. En un bol grande mezclar harina, azúcar, cacao, polvo de hornear, bicarbonato y sal. Agregar la manteca derretida (a temperatura ambiente), los huevos, el café, el yogur y la vainilla y batir hasta integrar con batidor de mano.
3. Dividir la preparación en los dos moldes, y hornear aproximadamente 25 minutos, hasta que al pincharlas en el centro con un palillo, el mismo salga limpio.
4. Retirar y dejar enfriar en rejillas. Desmoldar y despegar el papel. Reservar.

Para la cobertura
1. Derretir el chocolate a baño María.
2. Retirar y agregar la crema+queso crema y el kero.
3. Integrar todo bien hasta que este bien liso y brillante.
4. Si esta muy líquido, lo pueden enfriar un poco. El mio estuvo a temperatura ambiente hasta que la torta se enfrió, la rellene y la tuve lista para cubrir, y la consistencia estaba impecable.

Armado
Colocar una de las mitades de la torta con la cara chata hacia arriba. Colocar y esparcir el relleno. Tapar con la otra mitad, de nuevo con la cara chata hacia arriba.
Cubrir los laterales y la superficie con la cobertura, de manera rústica, no hace falta mucha perfección, sólo cubrirla pareja.
Si la rellenaron con frambuesa, la pueden decorar con frambuesas frescas, o chocolate rallado, y crocante de chocolate, o como en mi caso, con migas de la misma torta que quedaron pegadas al papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada