miércoles, 22 de agosto de 2012

oliva, polenta y cítricos | una torta distinta

Últimamente me paso más tiempo del predeterminado en pinteresttwitter le gana!). La mayoría de las personas que sigo pinea lugares increíbles, casas de ensueño, paisajes bucólicos (estos días tengo una obsesión con esa palabra), gente y situaciones "lindas", las nuevas frases inspiradoras (obviedad tras obviedad, pero que nadie aplica) y vidas absolutamente envidiables...


Y como la envidia es sana (?) me paso horas envidiando... hasta que por ahí alguna pinea alguna receta, de esas recetas que decís: ¡esta torta no puede no estar en mi repertorio!


Eso me paso apenas vi el pin de Katie de esta torta que ella preparó más de una vez, y que la tienen entre sus favoritos.


¿Que puedo agregar a los ingredientes fuera de serie que lleva? Que se hace en un periquete, que perfuma placenteramente toda la casa, que es liviana y deliciosa, y que tiene una superficie crocante que hace querer más y más.


La torta ideal para un domingo después de una gran comilona (o un gran asado, como en nuestro caso), o para horas de mate en una tarde de lluvia. Realmente excepcional. ¡Y no requiere conocimientos previos! ;)



Torta de naranja y polenta
Ingredientes:
1/2 taza de aceite de oliva
2 huevos
1 taza de azúcar
1/2 taza de jugo de naranja (yo usé una combinación de naranja y mandarina)
1 1/4 tazas de harina 0000
1/2 taza de polenta (harina de maíz)
2 cucharaditas de polvo para hornear
1/2 cucharadita de sal
Ralladura de 1 naranja (otra vez, use ralladura de 1 naranja y de 1 mandarina)

Procedimiento:
1. Precalentar el horno a medio (180º C). Colocar papel manteca sobre la base de un molde para tortas desmontable. Reservar.
2. Batir los huevos, el aceite, el azúcar y el jugo hasta que este homogéneo. Agregar la harina, la polenta, el polvo para hornear, la sal y la ralladura, integrar.
3. Colocar la preparación en el molde y espolvorear toda la superficie con 1/3 taza de azúcar. Hornear aproximadamente 40 minutos, hasta que al pincharla con un palillo este salga limpio.
4. Dejar enfriar, despegar del aro con un cuchillito y servir. ¡Un manjar!

10 comentarios:

  1. Qué ricuraaaa! Me alegro de que te haya gustado esta receta. A veces las recetas más simples son las mejores! Besos.

    ResponderEliminar
  2. Los bizcochos son una delicia que aún estando a dieta no puedo prescindir, me encantan!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. increible tu receta!! creo que aunque esté a 40 grados en madrid este finde cae!!! un saluditoo-
    carolina

    ResponderEliminar
  4. Juliana, dejame felicitarte porque has preparado un bizcocho con un color y una textura impecables.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Una delicia, Juli! Y doy fè que la textura es increible y super ligera.He preparado una versiòn parecida que ha sido un exito rotundo, te enviarè el link por email. Me gusta mucho el aspecto de èsta torta te ha quedado fantàstica! Un besito. Sil.

    ResponderEliminar
  6. Ultimamente busco recetas con polenta y aceite de oliva, especialmente dulces. Las tortas simples son las mejores! Voy a probarla con unas mandarinas que estan achicharrandose..

    ResponderEliminar
  7. Muy original, tendria que agregarla a mi lista :D

    ResponderEliminar
  8. Juliana ,nada mas ver la foto se adivina como esta esta torta, con ese precioso color, y esa capita de azucar tiene que ser un bocado de lo mas rico. Mil besicos amiga

    ResponderEliminar
  9. qué buena costra se formó en la torta, tiene que haber estado buenísima con esos ingredientes juli!! (aunque yo le agregaria miel jej)
    beso!pilar

    ResponderEliminar
  10. Juli que Buena recetaaaaa!!! Me encanta la naranja y la polenta ni hablar, eso si con oliva jamas probé nada dulce, la pongo en mi lista de pendientes de recetas tuyas y la voy a hacer porque tiene mucha, despues te cuento como me salio!!
    Gracias!!!

    ResponderEliminar