sábado, 23 de abril de 2011

Torta húmeda de mandarinas | Pascua 1

De tanto ir de brunch en brunch, para el almuerzo del domingo de Pascua se nos ocurrió organizar uno.
La idea es que todos traigan algo fácil para comer y tomar.
Obviamente, yo pongo lo dulce.


Una de las cosas que tenía pendiente probar, era esta torta recontra húmeda de mandarinas... y me sonó bastante otoñal, por eso me decidí a hacerla, huyendo un poco de los colores pastel que nos impone la globalización.


Estaba un poco perseguida por esta receta: un día la ví acá, al poco tiempo la probaron por acá,y finalmente, el fin de semana pasado la ví hacer a Nigella Lawson en la tele.


No se si es una torta, un budín, o como llamarla. Es muy húmeda, y de un sabor y aroma muy concentrado a mandarina.
Creo que va a ser el complemento ideal para después de todo lo que comamos mañana, y sobre todo para el té, después de los huevitos de chocolate!


Torta de mandarinas
Ingredientes*
3 mandarinas (aproximadamente 400 gramos)
6 huevos (yo usé 4 yemas y 2 huevos)
225 gramos de azúcar
250 gramos de almendras (en mi caso, 200 gramos de nueces y 50 de almendras)
1 cucharadita colmada de polvo para hornear

Procedimiento
1. Hervir las mandarinas por 2 horas (como soy muy impaciente, las herví sólo por una, e igualmente estaban totalmente blandas). Escurrirlas y dejarlas enfriar un poco.
2. Procesar las frutas secas hasta obtener un polvo.
3. Precalentar el horno a 19°C, y enmantecar y enharinar un molde desmontable de 22 cm aproximadamente. Esta torta es libre de gluten, por lo tanto, si la hacen con esa intención, hay que enharinarla con fécula de maíz o enmantecarla muy bien.
4. Poner las mandarinas completas (cáscara, semillas, pulpa y hollejo, excepto el cabito) en una procesadora y hacerlas puré.
5. Agregar el resto de los ingredientes a la procesadora y mezclar bien.
6. Colocar la mezcla en el molde y cocinar aproximadamente una hora, hasta que al pincharla con un palito éste salga limpio.
7. Dejar enfriar muy bien antes de desmoldar, es una torta muy frágil, aunque rústica.
8. El sabor se intensifica de un día para el otro.

*En un post futuro van a entender porque usé yemas y nueces... ;)

6 comentarios:

  1. qué buenas fotos!! tan reales y brillantes las mandarinas que hasta se les siente el sabor y el olor!!! sobre la torta opino mañana después de probarla, el aroma que tiene es delicioso... felices Pascuas para tod@s los que visitan este blog!!!

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta deliciosa, me gusta todo lo que lleve cítrico, así que tu torta-bizcocho-pudin tiene que estar buenísima.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Que rica tiene que estar, me encanta la mandarina en la repostería, te quedó fantástica, vamos que se van a dar un gustazo después del almuerzo!!!
    Felices pascuas!!
    Un beso.
    Claudia

    ResponderEliminar
  4. Seguro que está superjugosa, la almendra siempre aporta jugosidad a los bizcochos y la mandarina seguro que todavía más. Me ha encantado.

    Besos,

    ResponderEliminar
  5. tiene que estar muy buena, yo la hago de naranja, la probaré con mandarina cuando sea la temporada.
    El aroma tiene que ser genial mientras trabajas, es una de las cosas que mas me gusta al cocinar.

    ResponderEliminar
  6. gracias a mis fieles seguidoras por tan lindos comentarios!
    el aroma de los citricos en la cocian realmente es delicioso!
    felices pascuas atrasadas a todas!

    ResponderEliminar